¿CÓMO PROTEGER SU EMPRESA DE LAS “FAKES NEWS”?

Las redes sociales y el fácil acceso a las herramientas tecnológicas han hecho muy sencillo la creación de contenido falso, el cual busca desinformar o bien afectar la reputación de personalidades o empresas. Día a día vemos memes, posteos en redes, imágenes enviadas vía WhatsApp, con información que parece real pero que no cuenta con fuentes.

Reconocerlas no siempre es fácil, muchas están elaboradas de forma casi idéntica a medios formales o bien dan cifras falsas que dicen ser de fuentes oficiales. Están pensadas en desacreditar a su protagonista y son particularmente comunes en tiempos de actividad política.

En el informe Approaching the Future 2018 de Corporate Excellence - Centre for Reputation Leadership, presentado a finales del 2017, se afirma que el 63 % de la población mundial no distingue entre verdad y rumor. Esto debido a la cantidad de información que reciben, a su similitud con fuentes oficiales y a que no verifican sus orígenes, simplemente replican.

Ante esto ¿qué podemos hacer en nuestras empresas para protegernos? Existen herramientas y alternativas que no nos blindarán, pues eso es imposible, pero nos ayudarán a resistirlas con solvencia.

Transparencia y buena reputación

Una empresa que se destaca por su apertura al público y a prensa, así como con una buena reputación corporativa, será más difícil de atacar, esto porque el arraigo o respeto por la marca, hará posible que el público verifique o se cuestione la información.

Si la empresa ya es conocida en medios, tiene una relación y un canal de comunicación sólido con medios, estos consultarán antes de reproducir cualquier rumor. Igualmente, el público en general reaccionará con cautela si es una compañía donde sus ejecutivos son identificables, tienen programas de Responsabilidad Social establecidos y son reconocidos, estas entidades contarán con herramientas para repeler noticias falsas.

La aparición de las fake news refuerza la necesidad establecer una relación sana y abierta con los medios de comunicación oficiales, ya que estos son el canal de información por excelencia para refutar informaciones maliciosas, es la principal fuente a la que recurre el público cuando corrobora una noticia o la desmiente.

Según The Holmes Report 2018, el 60 % de los usuarios de medios encuestados señala que el temor a las noticias falsas les está llevando a informarse más en medios profesionales; mientras que otra investigación hecha por Ogilvy indica que los medios periodísticos son las fuentes con más credibilidad (47 % de los usuarios), seguidas por las páginas web y notas de prensa de las empresas (22 %).

Adicionalmente, no está demás tener un sistema de monitoreo de noticias y redes que nos permita estar siempre pendiente de publicaciones en las que nuestra marca es mencionada, de forma tal que seamos capaces de reaccionar más rápido.

Por eso, establecer canales ordenados, oficiales y seguros, donde el público, prensa, clientes y colaboradores puedan comunicarse directa y confiablemente con las empresas, será siempre la mejor estrategia para evitar que la información falsa dañe nuestra imagen.


Fabiola Ruiz Ch. Directora.

Historial