¿CÓMO HACER UN BOLETIN INTERNO LLAMATIVO?

Cuando hablamos de boletín interno nos referimos al medio de comunicación que usamos para informar aspectos relevantes al personal de una empresa. Éste sin duda tiene una función importante y debe ser tomado seriamente, ya que representa una interacción entre los líderes y el equipo de una compañía.

Por eso, cuando preparemos ese material no deberíamos simplemente decir lo que hay que decir, sino pensar en su relevancia, en su interés y en su valor en el día día de quienes lo recibirán, además tenemos que hacerlo amigable e interesante para la lectura.

Para eso debemos empezar por conocer nuestro público meta, quiénes son nuestros colaboradores, qué le gusta, cómo es su rol de trabajo, tienen tiempo para dedicar a leer un boletín, qué les interesa, qué no. Asesorarse con nuestro departamento de Recursos Humanos es una buena forma de empezar.

También podemos utilizar herramientas como pequeñas encuestas, donde consultemos qué le gustaría conocer de la empresa, qué le interesaría incluir en el boletín, qué información considera relevante en sus funciones o en su vida. Una vez que tengamos esos insumos, podemos empezar a diseñar material de acuerdo con los lineamientos que nuestra investigación arrojó.

Siguiendo esos datos, podemos elegir el contenido e incluir material de interés, pensemos en secciones que incluyan aspectos del día a día y propios del funcionamiento de la empresa, por ejemplo, si es una compañía de manufactura, explicar cómo funciona x o y máquina, de manera que todos entendamos qué hacen los compañeros que la manejan y los cuidados alrededor.

Además, incluyamos factores humanos, como destacar las características personales de compañeros con quienes nos relacionamos, pero que no sabemos mucho de su historia. Aspectos como colegas que hacen voluntariado, que tienen talentos para las artes, que son buenos para contar chistes o que tienen familias con historias de superación, solo por mencionar algunas ideas.

Integremos también material motivante, que toque temas como coaching, liderazgo positivo, crecimiento personal, salud, que busquen aconsejar para el bienestar de las personas que nos rodean, donde mostremos que nos interesa nuestro equipo y queremos que esté bien.

Igualmente, demos noticias de interés, que nos afecten como industria o como empresa a nivel macro, así como noticias internas de cambios, nuevos reglamentos, novedades en la compañía, asensos, etc.

Y no olvidemos las dinámicas, un pequeño concurso, una trivia, un juego, siempre divierte y genera competencia sana, así como un descanso que rompe la rutina.

Finalmente, pero no menos importante, usemos un diseño gráfico llamativo, cuidemos el aspecto del documento, de manera que sea jovial, limpio, fácil de leer, con colores llamativos pero que no saturen, con letra fácil de leer, no demasiado adornada, y fotografías que nos ubiquen en el contexto y muestren a nuestras personas.

Un boletín no tiene por qué ser aburrido o un mero trámite, con ayuda de profesionales, puede ser una herramienta de comunicación valiosa para que la compañía camine junta y clara hacia su objetivo de negocio


Fabiola Ruiz Ch. Directora.

Historial