¿Qué es y qué no es noticia en nuestra empresa?

Cuando nos referimos a gestión de prensa, hablamos a la colocación de información de nuestra empresa en medios. ¿Pero cómo saber si realmente lo que queremos comunicar es noticioso y tendrá potencial para ser publicable?

Para determinarlo debemos remitirnos a los valores de la noticia, qué hace que algo sea definido como tal, que constituya conocimiento nuevo y sea interesante para el público, cuáles son los factores o propiedades que convierten un hecho en noticia.

Preguntémonos: ¿Si no trabajáramos en esta empresa, nos interesaría esa información? ¿Sería importante para mí saberlo o me beneficiaría de alguna manera? Este ejercicio nos ayudará a entender si realmente lo que queremos comunicar es relevante.

Existen múltiples autores que han escrito sobre el tema, tales como Winfried Schulz (1982), quien describe que un hecho para ser noticia debe involucrar temas como estatus, controversia, datos, estimaciones, relevancia, emoción, proximidad, entre otros. Más recientemente Jhon Herbert (2000) incluye elementos como prominencia, proximidad, oportunidad, acción, novedad, interés humano, sexo y humor.

Entonces, tomando estos estudios en cuenta podemos decir que una noticia para ser considerada como tal debe ser obviamente veraz, novedosa y actual, tener prominencia, ser de interés público, tener impacto en números o monto económico, ser próxima a nuestra área de influencia, inmediatez o ser novedad en el mercado o industria.

Debe contar con elementos como rareza o características particulares que sean distintas y llamativas para el usuario o público en general. Por ejemplo, un producto nuevo en la industria que implique cambios en la forma en que algo se hace comúnmente, o bien un programa de Responsabilidad Social que impacte a una población numerosa.

Si lo que queremos contar tiene estos aspectos, estamos frente a material con posibilidades de ser noticia, que puede llamar la atención de los medios de comunicación y por ende del público.

Esto permitirá que se haga un plan de gestión de prensa que establezca las mejores formas de llegar a medios, ya sea a través de un comunicado de prensa, proponer entrevistas, giras a prensa, entre otras opciones.

Si no, es necesario buscar formas alternativas de anunciarlo, como la pauta publicitaria en medios tradicionales o redes sociales, donde podemos asegurarnos exposición y dirigirlo al público meta a través de una estrategia planificada.


Fabiola Ruiz Ch. Directora.

Historial