¿Cómo ser un buen vocero?

El vocero representa a la empresa frente a medios de comunicación y público externo, su utilidad y valor es muy alta, pues sus expresiones y manifestaciones defenderán, fortalecerán y mejorarán la posición de la empresa. Por eso, es un rol que no se puede tomar a la ligera.

Su calidad dependerá de su conocimiento y preparación en cada tema específico, por lo que se sugiere que existan varios de ellos, todos capacitados en su tema o especialidad y preferiblemente con las habilidades de comunicación. El portavoz de una empresa debe conocer de qué va a hablar, de lo contrario mostrará inseguridad y eso se trasladará negativamente a la imagen de la empresa.

Para el experto en estrategias de comunicación corporativa, Carlos Oviedo Valenzuela, “una empresa puede disponer de voceros que conocen mucho sus respectivos temas y no tienen por qué hablar sobre aspectos estratégicos que le competen a la alta dirección. Estos profesionales les denominamos voceros funcionales, con la debida preparación, pueden hablar sobre sus temas técnicos, especializados, que son de su absoluta competencia y que ven en el día a día. Por ejemplo, pueden ser voceros el jefe de Finanzas, el de Asuntos Ambientales, el responsable del Marketing”.

Es decir, un vocero no puede ser solamente quien hable bonito frente a la prensa o tenga el cargo más alto, tiene que saber de qué habla y saber comunicarlo bien.

Por eso, es imprescindible una correcta capacitación por parte de expertos en Relaciones Públicas y Comunicación, que le instruyan en el funcionamiento de los medios en cada país donde se desempeña, cómo es su cotidianidad y línea editorial, de manera que el vocero pueda entregar información útil al periodista.

Asimismo, debe aprender a entregar el mensaje de manera adecuada, dependiendo de si es en televisión, radio, medio escrito o web, ya que cada uno tiene sus particularidad y formas específicas de comunicar.

Si va a hablar en TV, deberá hacerlo de forma directa y concisa en sus ideas, decir 1 o 2 ideas por intervención, si lo hace en radio tendrá que ser preciso y claro en su dicción, para medios escritos podrá expresarse más ampliamente y explicar sus puntos de forma más completa.

Los buenos voceros generan confianza en el periodista y por ende más espacios en prensa, tendrá mayores posibilidades de participar con temas técnicos en medios especializados. Además, en casos de contingencia o crisis habrá más personas capacitadas para saber cómo actuar y qué decir o no decir.

Tener buenos voceros le permitirá cuidar la comunicación de su empresa y lograr precisión en ella, capacítelos y fortalezca sus habilidades, su imagen y reputación corporativa lo agradecerán.


Fabiola Ruiz Ch. Directora.

Historial