EL LÍDER Y LA COMUNICACIÓN INTERNA

Los nuevos liderazgos buscan potenciar las características de los colaboradores, los jefes ya no solo son jefes, son quienes guían el camino para que su equipo brille en un entorno volátil, incierto, complejo y ambiguo.

En medio de ese escenario, la comunicación interna se convierte en el vehículo que hará posible que el camino sea claro, ya que marcará la ruta para cumplir el plan estratégico de la empresa, mostrará los pasos a seguir en el desarrollo de roles y establecerá canales propicios para el intercambio de información y la evacuación de dudas.

La comunicación interna se convierte en herramienta clave, cómo comunicar de forma exitosa lo que quiero decir, qué habilidades debo tener y cuál es la forma adecuada de hacerlo para liderar y conjuntar los talentos de mi equipo para lograr la meta. Aquí le damos algunas sugerencias.

Primero, el líder debe tener claro su objetivo, para ejercer esa labor es imprescindible que conozca, sienta e interiorice la filosofía y los valores de la compañía. Una vez superada esa etapa, en conjunto con profesionales en comunicación, debe fortalecer sus habilidades y diseñar las estrategias adecuadas para dirigir a su equipo al éxito.

Como cabeza, es importante conocer quiénes son sus colaboradores, gustos, rangos de edades, nivel educativo, costumbres y características, o bien contar con un equipo de Recursos Humanos con la capacidad de darle ese feedback. Con esa información clara y con su objetivo al norte, es hora de ser creativos y generar estrategias, campañas y tácticas de comunicación para alinear a la compañía hacia un objetivo común.

El líder verdadero reconocerá la necesidad de una comunicación fluida en distintas direcciones, desde su propio liderazgo hasta desde el punto de vista del personal, de canales oficiales donde todos podamos expresar una opinión y enriquecer la discusión. Entenderá que no se trata solo de informar, se trata de socializar y convertir en valor intrínseco la búsqueda del éxito común.

Un equipo informado, que viva en un ecosistema laboral transparente, donde conoce a su empresa y ella lo conoce a él, dará su mejor esfuerzo porque entenderá su labor y aporte para hacer la diferencia e impactar el entorno.

Un buen líder empresarial deberá comunicar correctamente, sin miedo a la crítica y con apertura. Echará mano de expertos para crear estrategias y protocolos de comunicación que impulsen al equipo, que lo motiven y muestren la trascendencia de su labor más allá de la remuneración económica.

La comunicación interna es y siempre será la herramienta ideal en un liderazgo fuerte y dirigido a crear valor.


Fabiola Ruiz Ch. Directora.

Historial