HERRAMIENTAS Y CONSEJOS PARA UNA BUENA COMUNICACIÓN INTERNA.

Uno de nuestros públicos más importantes sin duda es el público interno, es decir nuestros colaboradores. Como lo habíamos abordado recientemente, al comunicarnos debemos ajustar los mensajes y herramientas a cada receptor, por lo que la forma en que compartamos información con nuestro equipo definirá cuán aceptada es y cómo impacta.

Por eso debemos aprender a buscar los canales adecuados según nuestra industria, el día día de la empresa, las costumbres, características y tiempo de nuestro equipo. Algunos instrumentos exitosos son:

  • Manual de empleado: muy valioso para darle al nuevo colaborador la guía básica de quiénes somos, qué hacemos, cómo lo hacemos, así como los lineamientos, su misión, visión y valores, políticas de recursos humanos, seguridad, etc.
  • Boletín interno: Debe ser llamativo, con diseño gráfico profesional, información valiosa, que motive y apoye el bienestar y desarrollo de los colaboradores, que celebre su desempeño y aporte. Puede ser digital o impreso.
  • Pizarra: Debe ubicarse en un lugar visible y de alto tránsito, es necesario mantenerla actualizada, limpia y deben existir reglas claras sobre qué se coloca ahí y qué no.
  • Circulares o comunicados: Mensajes de interés para toda la empresa o una parte, puede enviarlo por diversos medios como correo, intranet, pizarra, etc.
  • Correo electrónico: Evite correos con contenidos irrelevantes, úselo de forma eficiente, al grano y claro. Es un recurso barato que puede personalizar y funciona tanto para comunicación masiva como focalizada.
  • Buzón de sugerencias: Es una fuente constante de retroalimentación, permite si fuese necesario el anonimato, pero además envía una señal de apertura por parte de la empresa hacia la opinión de su equipo.
  • Reuniones de personal: pueden ser presenciales o por medio de videoconferencias, son útiles, de bajo costo, pero deben realizarse con una agenda planificada y con duraciones cortas.
  • Intranet: Una red exclusiva de la empresa donde SOLAMENTE se traten temas relevantes de la empresa, es económica y sencilla, pero debe manejarse con prudencia para no anularse así misma al convertirse en un canal de spam.

¿CÓMO HACERLO ADECUADAMENTE?

Tenga claro que la comunicación debe ser en ambas vías, así que escuche activamente y reciba abiertamente el feedback de su equipo. Adicionalmente sea claro, antes de mandar un mensaje, revíselo y asegúrese que sea fácil de entender para su equipo, no es lo mismo hablar a operarios que al equipo de finanzas. Dé espacios para consultas.

Póngase en el lugar de su equipo y pregúntese si la información es relevante para su trabajo, si le gustaría saber eso y cómo le gustaría que se lo dijeran.

Recuerde asociar la comunicación de su empresa con eventos, actividades y momentos positivos, por ejemplo, comparta con su equipo un café al final de las reuniones, acérquese y conózcalos, haga de esos momentos espacios interesantes y donde los colaboradores se sientan cómodos y respetados.

Finalmente, es recomendable que los líderes de la empresa no usen intermediarios, salga de su oficina y permita que sus colaboradores reciban la información de primera mano, esto mostrará su respeto por ellos y carácter.


Fabiola Ruiz Ch. Directora.

Historial